El bitcoin es la criptomoneda de referencia en el mercado, hasta el punto que su predominio  llega, hoy por hoy, al 55% del total. Por tanto, lo que afecte al bitcoin afectará al conjunto del mercado y al resto de criptomonedas por extensión.

Aunque el bitcoin nunca a perdido esa primera posición, esto no ha sido así siempre pues su dominio ha llegado a ser en algún momento de tan sólo el 35% (enero de 2018). Lo realmente deseable para diversificar el riesgo global es que hubiera otras monedas en el criptomercado que asumieran también posiciones de liderazgo.

Pero entrar dentro de las criptomonedas con capacidad competitiva superior depende básicamente de si son aceptadas como potencial reserva de valor o como activo para facilitar intercambios de valor.

Pero la realidad actual en agosto de 2018, es que la explicación del ratio del 55% del bitcoin tiene varios fundamentos que no son meramente técnicos. Entre otras, se pueden destacar 5 causas para que eso sea así:

A.- Ha mejorado su operatividad y fiabilidad: desde el primer bitcoin (en enero de 2009) hasta hoy, su blockchain ha ido incorporando mejoras fundamentales para su escalabilidad y poder llegar a más personas al mismo tiempo y con más eficiencia ocupando menos recursos (por ejemplo mediante la agrupación de transacciones -batching-) u otras mejoras previstas como la ‘lightning network’ para acelerar y posibilitar micropagos con tarifas mínimas.

B.- La mayor difusión y conocimiento de esta criptomoneda, aunque la inmensa mayoría de personas no conozcan el concepto ni su utilidad ni el cambio que supone, sí que lo han oido citar en alguna de las muchas noticias que ha dado el tema en el último año, ademas de haber agencias especializadas en estos mercados.

C.- El desarrollo de mercados de activos derivados, para ofrecer el bitcoin (en primer lugar) a millones de inversores cualificados de todo el mundo a traves de grandes instituciones financieras que comercializan fondos de pensiones, fondos de inversiones de riesgo, etc.

D.- Mejor posicionamiento para sustituir al dinero físico dentro de la tendencia digitalizar la Economía, porque tiene la mayor red de computadoras del mundo a su servicio (lo que la hace virtuamente inatacable) y porque es la criptomoneda de referencia para todas las demás, ya que absolutamente todas las plataformas de intercambio del mundo ofrecen bitcoins y quien los tiene puede comprar y vender cualquier otra criptomoneda, pero el intercambio entre altcoins (monedas que no son bitcoin) ya es más dificil y no todas los mercados de intercambio lo aceptan.

E.- Convertirse en un activo refugio de los inversores en un momento de incertidumbre en otros mercados financieros, pues hay muchas dudas por las guerras comerciales entre Estados Unidos y otros países que se están oponiendo al dominio del dólar dentro del comercio internacional.

En general, el mercado de las criptomonedas sigue evolucionando y en los próximos meses otros proyectos muy interesantes irán cambiando su posición en el mercado y su conocimiento por parte del público en general. Aunque habrá que estar atento a cuáles son las que van mejorando y las que van a desaparecer.

Ver comentario AQUI

La inversión más segura en el mundo cripto es el sector de la minería, porque el minado y la confirmación de transacciones es la base de la contabilidad descentralizada.

La creciente aplicación de la blockchain y la desaparición del dinero físico (sustituido por dinero digital) hace de la Minería la mejor inversión en el largo plazo.

Si quieres tener tu propio minero creador de bitcoins y otras monedas digitales, que trabaje en automático para ti 24/7, y generar ingresos todos los días, escríbeme por whatsapp:
https://davidromar.com/whatsapp
.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *